Estudio de Mercado. ¿Cómo lo hago?

Concejalía de Desarrollo Económico, Empleo e Innovación –Ayuntamiento de Segovia

¿Obligatorio o sólo recomendable?

A la hora de emprender, es normal que nos invadan las dudas y que preguntas del tipo ¿será interesante nuestro producto?, ¿será bueno?, ¿tendrá buena acogida? acudan continuamente a nuestra mente.

La respuesta no siempre es fácil, pero existen estrategias y procedimientos que nos pueden ayudar a responder a estas y otras preguntas.

¿Qué es un Estudio de Mercado?. Podemos decir que es una parte fundamental de nuestra idea de negocio con la cual, mediante una serie de técnicas, podremos descubrir, visualizar y analizar el potencial comercial que tendríamos con nuestro negocio o producto.

Aunque parezca mentira, muchas empresas con un buen producto y un buen negocio fracasan porque comenzaron mal, porque previamente no dedicaron el tiempo suficiente a realizar un adecuado estudio de mercado con el que, de haberlo realizado, hubiesen obtenido información útil para saber si su estrategia comercial era adecuada o si necesitaban hacer algunos ajustes importantes.

Ah!, y lo mejor de todo esto es que no necesitamos invertir gran cantidad de recursos económicos ni físicos para realizar dicho estudio de mercado, pues es algo que podemos hacer nosotros mismos.

A continuación de proponemos en 5 sencillos pasos las estrategias que sería recomendable seguir para realizar un buen plan de negocio. Tómatelo como un juego:

Juguemos a detectives

O, lo que es lo mismo, haremos un recorrido personal por la zona donde tengamos pensado ubicar nuestro negocio, identificaremos negocios similares o negocios que puedan complementar al nuestro. Observaremos y analizaremos sus horarios, su ubicación, el número de clientes a los que atienden, si los clientes están contentos o no con el trato y el producto ofrecido.

Siempre que podamos, es mejor que hagamos este recorrido en compañía de alguna persona de nuestra plena confianza que conozca bien el negocio que queremos iniciar o el producto que queremos vender, pues como suele decirse, “ven más cuatro ojos que dos”. Además, la persona que nos acompañe puede captar sensaciones y elementos que a nosotros se nos pueden escapar y pasar inadvertidos.

Investiguemos

Elaboraremos encuestas de opinión a una población representativa. Si tenemos clara la franja de edad a la que vamos a destinar nuestro producto, realizaremos la encuesta a este sector de población.

Como “el tiempo es oro” y a nadie nos gusta perderlo, procuraremos que la encuesta sea corta -no más de 15 preguntas-, directa, concisa -no más de 1 o 2 minutos para responderla- y que revele en interés de nuestros “posibles” clientes.

Procuraremos que las preguntas nos sirvan para “cuantificar” las respuestas. De esta manera nos resultará más fácil medir la demanda del producto o servicio en el área donde tengamos pensado ubicarnos.

No olvidemos que las preguntas comprometedoras, bochornosas o privadas pueden provocar el efecto contrario al deseado, es decir, el rechazo a nuestro negocio o a nuestro producto antes incluso de haberlo iniciado.

Juguemos a disfraces

… Aunque no literalmente. Mejor, invitaremos a algún amigo, socio o colaborador a que lo haga por nosotros simulando ser un cliente en aquellos negocios con los que vayamos a competir.

Con esta “investigación” de Mistery Shopping podremos obtener información relevante sobre precios, horarios de atención al público, calidad del servicio al cliente, calidad del producto y cualquier otro elemento que consideres importante y que debas conocer antes de iniciar el negocio.

Démosle a "la húmeda"

Sí, sí, “tiraremos de teléfono” y consiguiremos información relevante de nuestros futuros competidores, ya que con una simple llamada, por estúpido que nos parezca, podremos obtener la misma información que obtendríamos por otras vías, pero además, podremos conocer si la atención telefónica y/o el asesoramiento que prestan es realmente efectiva.

Recordaremos que, en la mayoría de las ventas, un buen servicio de asesoramiento y una óptima atención al cliente son cruciales no solo para la comercialización de nuestro producto, si no para el éxito de nuestro negocio.

Invirtamos en publicidad

¿Y la mejor manera de hacerlo es…?

Efectivamente, recolectando y evaluando todo el material publicitario existente relacionado con el producto que vamos a comercializar.

Ver lo que hace la competencia hace para publicitarse -anuncios en periódicos, difusión en Redes Sociales, páginas web, catálogos, folletos, etc-, sobre todo si tiene éxito, y analizar sus productos, nos dará una idea de lo que funciona.

Así que, como solía decirme mi madre, “si quieres aprender en esta vida, copia siempre de aquella persona que sepa más que tú y que lo haga mejor que tú”.

Fuente: http://planemprendedor.co/como-hacer-un-estudio-de-mercado-5-consejos-practicos/?utm_source=ReviveOldPost&utm_medium=social&utm_campaign=ReviveOldPost