Los alumnos y alumnas del Programa Mixto de Formación y Empleo dan una nueva imagen al entorno de la Iglesia de San Justo